Alcanzar la independencia energética es muy positivo para cualquier tipo de edificio. ¿Se imaginan no recibir cada mes más facturas de gas o gasoil y que la de la luz sea sólo por concepto de potencia contratada y sensiblemente menor pese a hacer el uso habitual de los electrodomésticos, la iluminación o la climatización? Bien, pues en los edificios de consumo de energía casi nulo, ya sean viviendas particulares o inmuebles de cualquier tipología y uso, el objetivo está hoy más al alcance.

¿Pero qué son los edificios de consumo casi nulo o nearly Zero Energy Buildings (nZEB)? El concepto fue formulado por la directiva 2010/31 del Consejo y del Parlamento europeos sobre eficiencia energética en los edificios, promulgada con la doble finalidad de reducir el consumo de energía en los edificios (que supone el 40% del total en Europa) y disminuir los gases de efecto invernadero y otras emisiones contaminantes causantes del cambio climático.

Para ello, la directiva establece que todos los nuevos edificios a partir del 31 de diciembre de 2020 deberán tener un consumo de energía casi nulo, dos años antes en el caso de los edificios de las administraciones públicas. Y define un nZEB como aquel con un nivel de eficiencia energética muy alto, donde el escaso aporte de energía que requiere procede, en muy amplia medida, de fuentes renovables producida in situ o en el entorno.

Can Tanca, en Ibiza, vivienda con certificado Passivhaus Premium por el Instituto Passivhaus de Alemania. Instalación de autoconsumo solar realizado por Terravita Renovables.

Los nZEB son edificios en cuyo diseño y construcción se prima el ahorro de energía para obtener confort térmico. En ellos se emplean técnicas de la arquitectura pasiva y se cuida especialmente la envolvente del edificio, priorizando su hermeticidad y el control de la ventilación. Además, las instalaciones y equipos que se utilizan son de alta eficiencia, de cara a conseguir la temperatura deseada con el menor consumo energético.

Esta demanda mínima procedente de fuentes renovables que precisan los nZEB puede satisfacerse con una instalación solar fotovoltaica, que produzca en el mismo edificio la energía necesaria para la climatización y ACS de manera limpia, sostenible y eficiente.

La nueva normativa publicada en los últimos meses en España en materia de transición energética y protección de los consumidores, que ya hemos comentado aquí, elimina las barreras para el autoconsumo e incentiva la autoproducción de electricidad, tanto individual como colectiva, en los edificios tanto para consumo instantáneo como para volcar los excedentes a la red.

En Terravita Renovables contamos con una experiencia de más de 10 años en proyectos pioneros de climatización eficiente y energías renovables en nZEB. Entre ellos, destaca uno de los edificios más eficientes de Europa, Can Tanca, en Ibiza, certificada Passivhaus Premium por el Instituto Passivhaus de Alemania.

El estándar Passivhaus de eficiencia energética en los edificios va un paso más allá de los nZEB, y fija una serie de requisitos como son una demanda de calefacción y refrigeración inferiores a 15 kWh (m2/año) y una demanda en energía primaria (calefacción, agua caliente y electricidad) menor a 120 kWh.

Pues bien, la demanda de energía primaria renovable de Can Tanca está por debajo de los 30 kWh, esto es cuatro veces menos de lo que le exige a un edificio Passivhaus, y tiene capacidad para generar una cantidad superior a los 120 kWh  de electricidad gracias a una óptima instalación de autoconsumo solar fotovoltaico desconectada de la red.

Aislada, como en el caso de Can Tanca, individual o colectiva, de consumo instantáneo o vertiendo los excedentes a la red… Las instalaciones de autoconsumo eléctrico procedente de energía solar fotovoltaica son la mejor opción para los nZEB. En Terravita Renovables aportamos la solución de climatización más adecuada, basada en energías renovables, para cualquier tipología de edificio nZEB.


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *